Buscar empleo con una estrategia

El primer paso es tener armado tu currículum para comenzar con tu búsqueda laboral. Para hacerlo es importante que sepas qué tipo de trabajo te gustaría conseguir.

Tu objetivo profesional tiene que responder a lo siguiente:

  • ¿Qué quiero hacer profesionalmente?
    Intereses, motivaciones, tipo de empresa, sector, condiciones, puesto, responsabilidades.
  • ¿Qué puedo aportar a la empresa o cliente?
    Actitudes, experiencia, conocimientos, aptitudes, formación, competencias.

Analiza tu perfil profesional

Identifica tus puntos fuertes y débiles. Una técnica extendida es por ejemplo el análisis DAFO (Debilidades, amenazas, fuerzas y oportunidades):

• D Para saber qué tenemos que mejorar
• A Qué factor externo entorpece nuestra búsqueda de trabajo.
• F En qué destacamos, qué nos diferencia del resto.
• O Qué situación externa podríamos aprovechar.

Ser conscientes de nuestras principales fortalezas y debilidades es un punto importante en la búsqueda de empleo. De hecho, es prácticamente seguro que te pregunten por ellas durante una entrevista laboral.

Este detalle hace que sea tan importante haberlas analizado de antemano y tener en mente una pequeña lista de las dos o tres cualidades que consideres merecen ser destacadas.

Tus fortalezas serán percibidas por el empleador como tu marca personal. Al hablar de tus debilidades, estarás transmitiendo que te conoces y tienes espíritu de superación.

Analiza la situación del mercado laboral

Llegar a una entrevista laboral teniendo conocimientos acerca del mercado laboral para el que te postulas, denota tu interés real en desempeñar un buen trabajo en tu área.

Puedes chequear periódicamente las ofertas que se publican en distintos portales de empleo y, de esta manera, tener conocimiento actualizado acerca de cuáles son los requisitos de formación y experiencia más frecuentes en el sector en el cual nos presentamos en busca de empleo.

Las alertas de Google son una herramienta muy útil para este propósito. A través de ellas estaremos informados de cuando se publica nuevo contenido que contenga las palabras clave que nos interesan. Entre estas palabras clave se puede incluir el nombre del puesto deseado.

También se pueden tener los informes de las agencias de trabajo temporal como referencia. En estos informes se suele incluir qué sectores laborales tienen más actividad.

En estas consultoras de empleo obtendrás información sobre cuáles serían los puestos altamente cualificados más demandados. Ahora, gracias a su experiencia y conocimiento del mercado laboral, las compañías de recursos humanos completan las necesidades actuales del mercado laboral.

Esto podría llevarte a reorientar tu carrera laboral o realizar tu primera incursión en el mercado del trabajo. Aún así, es vital saber cuáles son los sectores más sensibles en este momento. De este modo te ayudará a la hora de elegir el área de formación que te abrirá las puertas para conseguir un empleo.

Determina dónde se encuentran los mejores nichos de trabajo

Analiza cuanto más puedas acerca de dónde existen mejores oportunidades laborales en la actualidad. Aquellas personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo no deben perder de vista estas opciones.

Las profesiones con las que te encontrarás en esta búsqueda suponen una buena oportunidad para reincorporarse al mercado laboral o cambiar de orientación en su carrera profesional.

La razón estriba en que la formación que se precisa puede no ser tan cualificada como para otras posiciones que demanda el mercado. También se da el caso de que la experiencia laboral puede ser menor que la requerida en otro tipo de ofertas de empleo.

Por ejemplo, vacantes como las de mozos de logística o perfiles comerciales eran muy demandados hace diez años y continúan encabezando el ranking en 2019. Estos informes también han servido para comprobar la evolución de la Formación Profesional durante este periodo.

Actualmente, los perfiles con FP resultan más demandados que los que cuentan con formación universitaria. El sector industrial ha requerido personal con una educación más práctica para cubrir las vacantes más variadas. Desde operarios hasta técnicos de mantenimiento o de laboratorio, la lista y la demanda se ha ido incrementado incluso en los periodos más agudos de la crisis.

También se encuentran aquellos puestos de trabajo que han ido apareciendo en los informes a medida que se asistía a la pandemia y la consolidación de la era digital.

La industria 4.0 ha precisado cubrir vacantes de nueva creación, adaptadas a las nuevas necesidades tecnológicas: técnicos en Business Intelligence, especialistas SEO – SEM, expertos en Cloud Computing o en Big Data… etc.

La tendencia en los próximos años apunta a que estos perfiles seguirán siendo muy demandados, en muchos casos porque se trata de categorías que son deficitarias pues no hay suficientes personas para cubrir la oferta laboral.

Además la digitalización de las compañías precisa de personal cada vez más formado en este ámbito, ya sea en la parte de diseño y desarrollo de aplicaciones como en ciberseguridad.

Dónde buscar empleo

Igual que si planificaras un proyecto el primer paso para redactar un plan de búsqueda de trabajo es analizar la situación general, nuestro perfil y establecer unos objetivos. Los siguientes pasos surgirán de las acciones que llevemos a cabo para lograr esos objetivos..
Internet es el medio más utilizado para la búsqueda de empleo. Computrabajo, LinkedIn, Bumeran y ZonaJobs son las páginas para buscar empleo más usadas. Muchos de estos sitios te permiten publicar tu currículum en línea para que sean encontrados por potenciales empleadores.

Buscar empleo con objetivos y estrategia

Según la estructura clásica de planificación de proyectos el camino a seguir sería definir nuestros objetivos y planear como alcanzarlos. Para que sean concretables estos objetivos deben ser específicos y alcanzables en un periodo de tiempo determinado.

Por ejemplo algunos objetivos podrían ser:

• Aprovechar una oportunidad para superar una debilidad al menos una vez al año.
• Participar en al menos una prueba de selección al mes.
• Tener una conversación con alguien del sector al menos una vez a la semana.

Una vez que hayas definido tus objetivos, es interesante que logres marcar una serie de estrategias con acciones a seguir, sumándoles coherencia y coordinación entre ellas para lograr la concreción de estos objetivos.

Veamos algunos ejemplos

Participa en programas de orientación laboral

Existen organismos que ofrecen programas de orientación laboral. En estos programas se establece una reunión, presencial o digital, y un especialista analiza tu caso particular explicándote las ayudas a las que tenemos derecho o los programas de empleabilidad que más éxito están teniendo.

Es en principio una buena forma de orientarse cuando no se sabe por dónde empezar la búsqueda de empleo.

En estos programas nos pueden ayudar a investigar empresas del sector que más nos interese y enviar solicitudes personalizadas.

Asiste a eventos y ferias de empleo

Mediante nuestra red de contactos o las alertas en Google muchas veces sabremos de eventos relacionadas con el sector en el que busca empleo. Por ejemplo ferias de empleo, charlas o conferencias.

Las empresas y profesionales participantes en estos eventos normalmente lo anuncian en sus redes sociales..
Es importante que confirmes la asistencia a estos eventos, tanto por redes, como ante el organismo que las organiza. Sobre todo cuando las plazas son limitadas.

Una vez en el evento suele ser útil llevar material para apuntar los consejos y datos que más nos interesen.
Tampoco está de más llevar tarjetas de presentación en vez de tu C.V. impreso ya que serán menos útiles a causa de que los asistentes acostumbran no aceptarlos en mano, lo cual es lógico por lo engorroso que resultaría.

En lugar de eso es más importante causar una buena impresión participando de forma activa e intercambiando direcciones de contacto a las que sí se podrá enviar una carta de presentación con el C.V. adjunto.

Recíclate y actualízate para conseguir el mejor empleo

buscar trabajo

Cuando no obtenemos resultados en la búsqueda de trabajo es posible que sea porque estemos buscando un puesto demasiado específico o porque ese sector concreto tiene poca renovación en el momento de la búsqueda.

Algunos sectores profesionales pueden ser incluso reemplazados por completo según el avance de las nuevas tecnologías.

La forma de revertir esta situación siempre es aumentar nuestra formación. Hay muchas alternativas para complementarla.

Cursos de máster universitario, Formación profesional, o formación para el empleo son algunos ejemplos.
Dentro de estas actividades formativas hay muchas opciones y muy flexibles, en horarios y modalidades.

Busca la que mejor se adapte a ti.

En cuanto al tema de los costes de esta formación también hay mucha variedad. Una de las opciones más asequible es la de los cursos gratuitos para desempleados. Una forma eficaz y sencilla de ayudarnos en la búsqueda de trabajo.

Tras marcar algunas estrategias generales llegamos a los detalles del plan de acción, por ejemplo elaborando un calendario.

Es bueno establecer un método organizado en la búsqueda de trabajo. Es más fácil acostumbrarse a las tareas que requieren esfuerzo si forman parte de una rutina.

Esta rutina no tiene por qué convertirse en una tarea monótona. Te será más fácil si alternas de actividad para no cansarse. Por ejemplo pueden organizar las distintas tareas a lo largo de la semana dedicando al menos un día a descansar. Una carga de tareas excesiva no es sostenible a largo plazo y terminará minando tu motivación convirtiéndose en contraproducente.

Dicho esto, nuestro tiempo de ocio también puede sernos útil para la búsqueda de trabajo. En las entrevistas de empleo puede que te pregunten por tus hobbies. Sería bueno poder dar una respuesta que ponga de manifiesto alguna de tus capacidades.

Por ejemplo:
• Si eres creativo puedes participar en concursos de dibujo o fotografía.
• Si eres organizado puedes pertenecer a la junta directiva de una asociación.
• Si eres bueno trabajando en grupo puedes practicar o ser entrenador en deportes de equipo.

Estas actividades nos ayudan a lograr un mayor conocimiento de nosotros mismos, amplían nuestra red de contactos, y te darán experiencia y logros de los que hablar en las entrevistas de trabajo.

Deja un comentario