Cómo contratar freelancers de manera segura

La economía freelance crece inexorablemente y puedes beneficiarte de sus innumerables ventajas. En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre este formato de trabajo y cómo puede beneficiar a tu empresa.

¿Qué es un trabajo de freelance?

La tecnología ha cambiado por completo el modo en que trabajamos y hoy en día hay más freelancers que nunca.
Se puede definir a los freelancers como personas que trabajan para una o varias empresas, en forma temporal o permanente, y que gestiona su tiempo y su forma de trabajar de manera autónoma.

Por ejemplo, es muy frecuente encontrar freelancers desempeñándose en áreas como educación, programación, diseño, traducción, arte, ventas y otras.
Simplificando un poco este punto existen diversos tipos de freelancers:

  • El freelance clásico: Trabajan en uno o varios proyectos temporales de forma simultánea.
  • Freelance dedicado: Trabajan para un solo proyecto durante un tiempo no definido. Pero más adelante trabajarán en otros proyectos y para otros clientes.Part-Time: Son freelancers que dedican una cierta cantidad de horas a proyectos freelance fuera de su horario de trabajo principal.
  • Propietarios de negocios: Son freelancers y propietarios de un pequeño negocio. Pueden trabajar bajo su nombre o bajo el de su empresa.

¿Dónde contratar freelancers?

¿Dónde podemos contratar Freelancers? realizando una pequeña búsqueda en Google encontraremos las mejores y más confiables opciones. Se destacan entre ellos los sitios Freelancer.com, SoyFreelancer.com y Workana.com como los más confiables y conocidos.

¿Dónde contratar freelancers?

¿Como contratar los mejores freelancers?

Hay ciertos aspectos que es importante tener en cuenta antes de contratar un servicio freelance para obtener los mejores resultados y que este vínculo sea beneficioso y productivo para ambas partes.

Siempre revise detenidamente el portfolio en el perfil de los candidatos que ha seleccionado. Lea sus recomendaciones y opiniones realizadas por anteriores empleadores. También es muy importante si el candidato posee un portfolio de trabajos realizados anteriormente.

Claridad en los objetivos
Un freelance capacitado no va a interesarse en un proyecto que esté mal redactado, o con escasa información. Describa lo más exactamente posible cuales son sus neceidades, si la plataforma lo permite es bueno incluir imágenes o gráficos que permitan entender claramente cuál es el alcance real del proyecto. Nunca de por sentado ningún detalle, explique cada punto de manera clara: dónde y cómo debe realizarse cada punto del proyecto.

No saque sus propias estimaciones sobre el proyecto
Al momento de plantear una propuesta para conseguir Freelancers evite establecer sus propias estimaciones sobre el grado de dificultad de una tarea o cuánto tiempo puede llevar el trabajo.
En alguna ocasión me he topado con ofertas que incluían cosas como “Este trabajo no te llevará más de 1 hora”. Este tipo de afirmación solamente alejará a los mejores talentos.

Sea realista
Otra cosa habitual dentro de mundo Freelance es encontrarse con ofertas que solicitan manejar una cantidad ridícula de tecnologías y lenguajes. Si usted requiere de ciertos conocimientos en algunas tecnologías especifíquelos, peo si el lenguaje o tecnología que va a mencionar no es realmente 100% necesario para trabajar en su proyecto menciónela como un conocimiento deseable.
Lo mismo sucede con el tema de la experiencia. He visto solicitudes de trabajo, en especial en el area de programación, que se solicita a recien graduados 4 años de experiencia (!).
Esto evitará que un buen talento deseche cualquier oportunidad de trabajar para usted.

Np pierda sus mejores elementos
Si ha encontrado un Freelancer competente y que sea realmente responsable mantenga la mejor relación con él. Si usted sabe que en el futuro puede necesitar su ayuda o planea contratarlo de manera permanente tener una buena relación y un buen trato es esencial, no todas las experiencias con las que usted se encontrará buscando Freelancers serán tan gratas como la que ha tenido.

¿Por que contratar a un freelance?

Los freelance son personas habituadas a no tener unos ingresos fijos cada mes, a no tener seguridad en el trabajo, a no tener los beneficios de los trabajadores tradicionales y por este mismo motivo:

  • Están acostumbrados a trabajar duro y a ser organizados. Son experimentados, inteligentes y con muchas aptitudes. Si no es así, no seguirían en el mercado laboral.
  • Esperan ser juzgados en base a los resultados, no en función de la horas que han dedicado a realizar un trabajo.

Y precisamente por estos motivos, son tan interesantes para determinadas tareas específicas.

¿Qué es un contrato freelance?

Seguramente si le preguntas a un freelance éste te cuente varias anécdotas sobre abusos laborales sufridos de parte de clientes.

Por otra parte si preguntas a los clientes, es decir, las empresas, ellos muy posiblemente también tendrán sus propias historias sobre cómo incumplió un freelance su trabajo.

Para solventar estas situaciones existen los contratos freelance.

¿Por que hacer un contrato a un freelance?

Dado que la profesión de freelance no está regulada como la de un asalariado que se encuentra amparado por un contrato en el Estatuto de los Trabajadores, su figura se asemeja más a la de una empresa.

De hecho, se trata de un empresario individual y tiene su forma de rendir cuentas. Sin embargo, frente a la estructura que suele caracterizar a una empresa, se encuentra tan desprotegido como un asalariado sin contrato.

Por lo general, la decisión de mediar un contrato entre un freelance y una empresa es una condición que impone la compañía o la entidad que contrata el servicio.

En ese sentido, lo que se protege son los derechos de la empresa. Ahora bien, para el freelance también puede ser ventajoso formalizar la relación, pues es una prueba firme de que el encargo se ha producido y las condiciones en las que se ha hecho.

¿Cómo se hace un contrato freelance?

Cláusulas que contiene un contrato freelance

No existe un único formato preestablecido para confeccionar un contrato freelance.
Normalmente la empresa propone una serie de condiciones y el freelance o autónomo las acepta o no. Inclusive puede suceder que este último proponga una modificación y sea acepatad por el contratante.
A continuación detallaremos una estructura general con cláusulas muy comunes en los contratos freelance quedando sujetas modificaciones según el tipo de servicio que da la empresa:

  • Nombres y datos fiscales de cada una de las partes.
  • Descripción del servicio o el tipo de trabajo a realizar que se está contratando.
  • Tarifa o precio completo de la tarea. Es frecuente que en este punto se indique el procedimiento a seguir en caso de que el encargo no se lleve a cabo o se haga de una manera incompetente. Por su parte el freelance podría proponer una cláusula sobre la subsanación por parte de la empresa en caso de que se retrase el pago.
  • Plazos en los que debería estar terminado de la tarea contratada. En este apartado se suele incluir alguna restricción en caso de incumplimiento del tiempo de ejecución. Como en la cláusula anterior, este es un buen punto para que el freelance proponga sus condiciones a la empresa. Si su trabajo depende de que la empresa le facilite medios o materiales, los plazos de ejecución del encargo tienen que ir en relación con la entrega por parte de la empresa de lo necesario en las fechas convenidas.
  • Confidencialidad. Este es uno de los motivos principales por los que las empresas exigen formalizar un contrato con quien le proporciona el servicio. La necesidad de proteger la información reservada al personal interno motiva la aparición de este tipo de cláusula, pues el freelance es, al fin y al cabo, un agente externo que podría tener vínculos e incluso puede trabajar para la competencia.
  • Propiedad intelectual y derechos de explotación. Determinadas actividades que requieren de un trabajo creativo por parte del freelance (como la redacción o el diseño) podrían estar sujetas a derechos derivados de la Ley de Propiedad Intelectual. Lo que debe tener en cuenta la persona que ejecuta el servicio es que los derechos que se ceden son los de explotación, no los de autoría, y que conviene determinar un ámbito de aplicación (tiempo de explotación o condiciones de publicación, por ejemplo). Por supuesto, podría haber cláusulas, dependiendo de la situación, como la de no comparecencia, según la cual, el freelance no puede desempeñar tareas para ninguna otra entidad.

Es muy recomendable que tanto la empresa como el freelance se asesoren profesionalmente sobre las condiciones antes de la firma de un contrato.

¿Cuánto le pagan a un freelance?

Aunque el precio/hora de un freelance en algunos casos pueda superar al precio/hora de un trabajador normal, su coste puede incluso ser inferior. El freelance paga sus propios impuestos y en muchos casos ni siquiera tendrá que ofrecerle una mesa o un ordenador porque porlo general prefieren trabajar con su propio equipo y en su propia área de trabajo.

Deja un comentario