Por que no me llaman para una entrevista de trabajo

De los curriculums que he enviado y las ofertas de empleo en las que me he inscripto ¿por qué no me llaman para una entrevista de trabajo? ¿Mi perfil no gusta o no encajo en ninguna empresa?

Los motivos por los cuales las empresas no contactan contigo pueden ser diversos y no estar directamente relacionados con tu capacidad para el puesto ante el cual postulas.

Analicemos juntos una serie de factores que puedes modificar para encontrar empleo lo antes posible.

Analiza el mercado

Si la oferta de trabajo es mucho menor que la demanda, un amplio número de postulantes quedarán excluidos a causa de distintos factores.

Busca ofertas de empleo estudiando con detenimiento los requisitos. Comprueba si cumples dichos requisitos y con ello podrás establecer un plan de acción mas efectivo para conseguir el puesto que estás buscando.

Motivos por los cuáles no te han llamado

Puede que no cumplas con los requisitos de la oferta. Te sientes la persona ideal pero los requisitos que solicita la empresa son indispensables para el trabajo.

Si piden específicamente ciertos conocimientos o experiencia debes cumplir con ellos; si no es así, es mejor seguir en la búsqueda de otro puesto.

Un currículum mal redactado. Si tu currículum e incompleto, está mal estructurado o es confuso, seguramente el reclutador no le prestará atención, ya que tiene a más postulantes esperando y con un CV más fácil de leer.

Datos de contacto erróneos o desactualizados en tu CV. Sí, asegúrate de esto porque ocurre más a menudo de lo que crees.

No has respondido al cuestionario que pedía la empresa o no has adjuntado la carta de presentación. Esto también, ocurre con suma frecuencia.

¿Como mejorar mis postulaciones?

  1. Revisa exhaustivamente tu curriculum, vigila las faltas de ortografía y complétalo con toda la información. Busca que alguien lo lea por ti, a veces pasamos por encima de un error sin verlo una y otra vez. Puedes ver algunos consejos para redactar un buen CV en https://empleotips.com/preparar-curriculum/.
  2. Tu CV debe ser completo, pero hazlo ágil para su lectura, así será más fácil para el reclutador saber que cumples con las características de su candidato ideal.
  3. Agrega una foto profesional, tipo carné de identidad o pasaporte. No utilices una imagen tuya de vacaciones o de fiesta, ya que eso no transmite una imagen confiable.
  4. Incluye portafolio o links de trabajos anteriores. Aportar muestras de lo que has realizado puede ser favorable. Puedes crear una carpeta y compartirla o bien subirla a la nube y añadir el vínculo a tu CV.
  5. Lee detenidamente la oferta, postula solo si cumples con los requisitos que piden y si te gusta la empresa. Realiza una búsqueda de la organización y piensa si puede ser un buen lugar dónde desarrollar tu carrera profesional.
  6. Continúa tu formación. Realiza cursos para mejorar tu perfil y así podrás presentarte a más vacantes. Encontrarás cursos gratuitos en línea que te ayudarán a ampliar tus posibilidades.
  7. Adjunta recomendaciones a tu solicitud ya que el hecho de que recomiendan tu trabajo mejora tus chances.
  8. CV personalizados. No tiene sentido crear un único CV estándar. Adecúalo a cada cargo al que postules, ya que cada empresa valorará o pedirá unas características u otras.
  9. Revisa perfiles profesionales de tu mismo sector. Aprovecha los perfiles que te parezcan interesantes para saber cómo lo hacen ellos y extraer de ahí nuevas ideas.
  10. Ponte en el lugar del reclutador y pregúntate si, con tu experiencia y habilidades, eres la mejor persona para ese cargo. No te autoengañes postulando a muchas vacantes para las que no eres el candidato óptimo.
Porque no me llaman para una entrevista de trabajo

Organiza tu búsqueda de empleo

Crea un listado de puestos de trabajo en los que te gustaría postular. Pregúntate qué te gustaría aportar en ese cargo y si te faltan cosas que aprender.

Dedica cada día un tiempo a revisar las ofertas, postula con tiempo para poder adecuar cada uno de tus documentos a las candidaturas, revisa los estados de tus postulaciones anteriores, chequea tu correo mas de una vez diaria (incluso tu bandeja de correo no deseado o spam.

Mantén la motivación y plantéate objetivos a corto plazo: en vez de repetirte “no me llaman para una entrevista de trabajo” una y otra vez, prueba postular a 5 ofertas que encajen realmente contigo o escribir una carta de presentación para tal o cual empresa.

Esto te ayudará a recuperar la confianza y te dará la sensación de que tu búsqueda está bien estructurada y es fructífera.

Inscríbete en los portales de empleo de manera correcta y completando todos los apartados que te soliciten. Es más útil inscribirse en menos portales de empleo correctamente que estar en muchos y mal inscritos o sin cumplir con la información que solicitan.

Haz que sea fácil contactarte

Aunque te parezca demasiado básico, asegúrate de incluir siempre un teléfono de contacto y un correo para que puedan contactar contigo. No dudes en incluir un teléfono fijo. Es importante revisar la bandeja de correo no deseado, ya que los emails de algunas empresas suelen acabar ahí.

Si estamos en búsqueda de empleo, debo contestar todas las llamadas que reciba o, en el caso de no poder contestar en un momento determinado, he de devolver la llamada lo antes posible.

Tips para captar la atención de los reclutadores

Conoce las capacidades generales que se solicitan

Los directores de recursos humanos buscarán candidatos con habilidades concretas. Aún así, no debes perder de vista que existen habilidades generales que todos los reclutadores esperan encontrar en los candidatos, como la comunicación oral y escrita, el liderazgo, la capacidad de gestionar, planificar y desarrollar estrategias, el pensamiento analítico y la actitud proactiva hacia la investigación.

La capacidad para trabajar en equipo es otra de las cualidades requeridas en la mayoría de los empleos, especialmente entre los profesionales, ya que existe una tendencia hacia los equipos multidisciplinarios que brindan soluciones desde diferentes ámbitos.

Investiga las habilidades más frecuentes de tu sector

Busca los perfiles en redes sociales de los profesionales que trabajan en tu sector, comenzando con las posiciones laborales que se ajustan a tu formación y experiencia. Haz un listado de las habilidades que poseen estas personas, en especial las que se repiten, ya que es un indicador de lo que los reclutadores de personal solicitan para determinado sector.

Aplica la misma estrategia con las descripciones que se brindan en las ofertas de trabajo. Realiza un seguimiento de los empleos ofertados en tu área y registra las habilidades requeridas para determinar cuáles se reiteran, de esta forma sabrás qué necesitas para acceder al puesto que deseas.

Adapta tus habilidades a la descripción del empleo

Lee atentamente las descripciones que se adjuntan en las ofertas de empleo. Antes de enviar tu CV, asegúrate de que se adapte a al empleo solicitado agregando palabras y frases literales que aparecen en la descripción del puesto para que coincidan.

Verán en ti a un fuerte candidato que cumple con los requisitos que se están buscando. Ten en cuenta que ciertas habilidades secundarias solicitadas en un empleo se pueden adquirir con algo de práctica.

¿Encajas verdaderamente en la oferta?

Es frustrante que no te llamen, y existe una tendencia a enviar el CV a una gran cantidad de ofertas de empleo, independientemente de que se encaje o no. Esta práctica no suele dar buenos resultados, incluso consigue generar todo lo contrario, ya que perjudica tu imagen como candidato y también tu autoestima. Por ello, es importante que elijas bien las ofertas.

Se honesto contigo mismo y verifica los requisitos y las preguntas que tengas que responder al inscribirte, pues eso te dará una idea sobre lo que tiene más peso en la selección. No es necesario encajar al 100% en todos los requisitos, pero sí al menos en los más importantes.

La importancia de las palabras

Recuerda una regla de oro: Indicar el mayor grado de información en el menor número de palabras posibles.

No es cuestión de hacer un CV muy extenso, sino de que contenga aquello que llame la atención al técnico de selección, o dicho de otra manera, que aparezcan las famosas keywords.

Revisa el lugar donde viste el anuncio del empleo

La idea es revisar el anuncio nuevamente a ver si han existido variaciones en cuanto a los requisitos, si ya lo han cerrado o en qué fase va, porque incluso hay plataformas que identifican el paso a paso de las empresas en este proceso.

Revisa las redes sociales de la empresa o su sitio web

Si la empresa utiliza sus propios canales de comunicación para informar sobre este tipo de procesos, tienes que revisarlos de forma continua.

A través de ellos obtendrás la mejor información para preparar tu currículum y la entrevista en la primera fase, y después para saber cómo va todo en las siguientes.

No te olvides de LinkedIn porque seguramente será una fuente de información altamente valiosa en toda esta temática.

No te detengas y sigue buscando empleo

Se trata de ser optimistas pero sin perder el tiempo en la espera de una llamada que puede tener posibilidades de no llegar.

Si no buscas otras opciones y la respuesta termina siendo negativa, tendrás que hacerlo más adelante. Así que mejor adelántate y ahorra tiempo.

Haga lo que haga, no me llaman para una entrevista de trabajo

El último consejo es que intentes ser lo más activo posible en tu búsqueda de empleo. Ser activo significa no limitarse a buscar ofertas en las que enviar el currículum.
Busca empresas donde tu perfil pueda encajar, acudir a ferias de empleo, networking, orientación laboral y realiza acciones que te permitan destacarte y diferenciarte.

Deja un comentario