Requisitos para ser profesor de Yoga

Para ser profesor de yoga, se requieren diferentes niveles de certificación y experiencia, dependiendo de la organización o escuela de yoga en la que se desee enseñar.

En general, se requiere al menos una certificación de profesor de yoga, que se puede obtener a través de un programa de formación de maestros de varias semanas o meses.

Además, algunas organizaciones requieren que los profesores tengan una cierta cantidad de horas de práctica personal de yoga y que hayan completado un cierto número de clases de yoga antes de poder enseñar.

¿Instructorado o Profesorado?

Existe una diferencia entre Instructorado y Profesorado. En realidad esta distinción tiene que ver con niveles de enseñanza y una estructura donde “instructor” sería el primer nivel y “profesor” el segundo nivel, aunque socialmente se adjudica a ambos términos el mismo significado.

Bajo los estándares de la Yoga Alliance y a nivel internacional, las formaciones de yoga se llaman Teacher Training Course. No se utiliza la palabra instructor, si no profesor. Los niveles de enseñanza se diferencian con la cantidad de horas de estudio y experiencia como explicaremos más adelante.

Requisitos para ser profesor de yoga

Para enseñar yoga en las escuelas, se requieren ciertas condiciones, como

  • Tener al menos 18 años
  • Haber practicado yoga durante al menos dos años.
  • Además, es esencial tener motivación para impartir clases de manera holística.
  • Aunque no siempre es obligatorio, es posible que se realice un período de prueba para evaluar si se cuenta con la capacidad de enseñar yoga con concentración, profesionalismo y una comprensión filosófica adecuada.
  • Algunas organizaciones también requieren que los profesores tengan un seguro de responsabilidad civil y que renueven su certificación cada cierto tiempo.
Requisitos para ser instructora de Yoga

¿Se puede enseñar yoga sin certificaciones?

Sí, es posible enseñar yoga sin certificaciones. Sin embargo, si deseas enseñar yoga de manera profesional, es recomendable obtener una certificación de yoga.

Las certificaciones de yoga proporcionan una educación formal sobre las técnicas, la anatomía, la filosofía y la historia del yoga, y también pueden ayudarte a desarrollar habilidades de enseñanza efectivas.

Es importante tener en cuenta que las regulaciones para enseñar yoga varían de un lugar a otro, y algunos establecimientos o estudios pueden requerir una certificación para contratar a un maestro de yoga.

Cuántos años son para ser profesor de yoga?

¿Qué formación de yoga puede ser la más adecuada para ti? Principalmente, existen dos tipos:

  • Formación larga, que busca obtener un diploma o certificación en la enseñanza del yoga.
  • Formación corta, que se centra en aprender una especialidad o un tipo de yoga.
Te recomendamos ver también  ¿Cuánto gana una enfermera en Estados Unidos?

Una formación larga para ser profesor de yoga es muy recomendable para aquellos que desean enseñar en un centro de yoga: se trata de una formación intensiva, exigente y atractiva.

Los cursos duran entre 2 y 5 años, con el objetivo de obtener un título de máster o de otro tipo. Tras ello, se tendrá acceso a la red de profesionales de la asociación en cuestión para encontrar un primer empleo. El desarrollo de los estudios se realiza en varias etapas, a lo largo de los años:

  • Un primer año dedicado a la adquisición del conocimiento teórico y práctico.
  • Un segundo año centrado en la práctica del yoga.
  • Más posteriormente, otros dos o tres años para practicar con los alumnos en una escuela de yoga.

La certificación de profesor de yoga a menudo requiere un mínimo de 200 horas de formación, pero algunos programas pueden tener hasta 500 horas. La formación puede incluir no solo instrucción en la enseñanza de posturas, sino también en la filosofía, la anatomía y la psicología del yoga.

Es importante tener en cuenta que ser profesor de yoga implica un proceso continuo de aprendizaje y desarrollo aunque se haya obtenido la certificación, siendo recomendable seguir estudiando y practicando para mejorar como profesor y seguir ofreciendo una enseñanza de calidad.

Que tengo que estudiar para ser maestro de Yoga

La especialización del Profesor de Yoga

Lo que puede distinguirte de otros profesores de yoga es tener una especialidad o incluso varias. Cuanto más sepas sobre técnicas de yoga, más podrás convencer a los alumnos para que se unan a tus clases de yoga.

Puedes elegir una especialidad (o varias) de entre las más comunes:

  • Yoga prenatal o postnatal,
  • Yoga ayurvédico,
  • Yoga para principiantes,
  • Yoga para niños,
  • Yoga para adultos,
  • Yoga para mayores.

O bien elegir un método o técnicas específicas:

  • Yoga Iyengar,
  • Yoga Sutra,
  • Hatha Yoga,
  • Ashtanga yoga,
  • Karma yoga,
  • Vinyasa yoga,
  • Natha yoga.

El profesor de yoga no solo es un guía espiritual, sino también un terapeuta, que te acompaña en la vida cotidiana. Si quieres ejercer, incluso sin título, tienes que darte en cuerpo y alma a este acompañamiento y apoyo

¿Dónde estudiar Yoga?

En Argentina: La Escuela de Yoga Latinoamericana ofrece cursos diarios, semanales, anuales o a distancia de todos los niveles, desde asistente hasta el de gran maestro yoga vital.

El Centro Argentino de Yoga también ofrece cursos de profesorado y especializaciones orientadas a instructores de yoga. Estos últimos tienen una duración aproximada de 8 meses.

En Chile: La Academia Chilena de Yoga ofrece un Curso de Formación de Instructores de Yoga que posee tres niveles de especialización cada uno con una duración de entre cuatro y dos semestres.

La Escuela de Yoga Clásico de Santiago tiene un curso de Formación de Instructores de tres niveles que dan un total de 678 horas lectivas.

Te recomendamos ver también  Requisitos para ser ayudante de laboratorio o extraccionista

El Centro Isaju es otra de las instituciones que ofrece un Curso de Formación de Profesores de Yoga Integral que dura 500 horas.

En Colombia: una de las mejores opciones es Natural yoga que ofrece un curso de Instructor de yoga de 200 horas, además del mencionado Yoga Sivananda.

En España existen muchas escuelas e instituciones done puedas estudiar yoga. Por ejemplo Apta Vital Sport en Valencia, brinda cursos presenciales y virtuales.

En México hay muchas escuelas de yoga orientadas a la formación de instructores y profesores de yoga. Una de ellas es el Centro Kiai que ofrece una certificación de profesor de yoga de una duración de 200 horas que se realiza en un mes.

Yoga Espacio es otra de las escuelas; esta tiene cursos cuyos programas duran un año. Yoga Universal, por su parte, tiene un Diplomado de yoga universal y especialidades.

Vinyasa Yoga ofrece cursos de entrenamiento para maestros de yoga que duran 8 semanas con 5 horas diarias de lunes a viernes.

En Perú: Ashtanga Yoga Perú, ofrece un Programa de Instructorado, que dura alrededor de cuatro meses.
Ten en cuenta que esta lista no es exhaustiva y hay muchos otros lugares donde se puede estudiar yoga, es recomendable investigar y verificar las condiciones y requisitos de cada institución antes de tomar una decisión.

Donde se estudia para ser instructor de Yoga

Estudiar yoga en la India

Si estás interesado en convertirte en un profesor de yoga, es probable que hayas pensado en viajar a la India para obtener una certificación oficial.

La India es considerada la cuna del yoga y las escuelas de yoga en este país tienen un fuerte componente espiritual que no se encuentra en otras partes del mundo occidental. Debido a la gran demanda de cursos de yoga en la India, la oferta también ha aumentado significativamente.

Entre las ciudades más aconsejables para estudiar yoga en la India se encuentran Goa, Mysore, Dharamshala y Rishikesh.

La ciudad de Rishikesh en el norte de la India, es considerada como «la cuna del yoga» y cuenta con una gran energía y un río sagrado, el Ganges.

Una vez en Rishikesh, debes considerar que existe una gran variedad de escuelas y academias que ofrecen diferentes tipos de programas y certificaciones, como programas de desintoxicación, cursos intensivos para obtener certificación como instructor de yoga, retiros de meditación y yoga, entre otros.

Rishikesh es una ciudad turística con una mezcla única de esencia cultural y seguridad en sus calles, debido a la amabilidad de sus habitantes. Es un lugar cautivador para visitar, tanto para turistas como para viajeros solos o acompañados.

Al elegir una escuela en Rishikesh, un lugar sagrado para el hinduismo, es importante considerar la variedad de opciones disponibles. Existen numerosas escuelas y academias que ofrecen una variedad de retiros y certificaciones, como programas de desintoxicación, cursos intensivos para convertirse en profesor de yoga, retiros de meditación y yoga, y muchos otros programas relacionados con la salud mental, espiritual y física.

Como ser instructora de Yoga

Elige una escuela de Yoga con certificación internacional

Es importante elegir una escuela de yoga que cuente con el certificado de la Yoga Alliance, un ente reconocido a nivel internacional para la enseñanza de yoga.

Te recomendamos ver también  Cómo puedo ser profesora de Pilates

Puedes elegir entre cursos de 100 horas para principiantes, 200 horas para nivel intermedio o avanzado, y retiros que te permitirán tener una idea general de los cursos antes de convertirte en profesor de yoga.

Además, es recomendable investigar sobre el nivel de formación de los maestros e instructores de yoga, cosa que puedes hacer a través de internet, en YouTube o preguntando en grupos especializados.

Infórmate sobre los cursos extra que ofrece cada escuela

Una vez que hayas decidido la variante de yoga en que te quieres certificar, deberás buscar entre aquellas escuelas que ofrezcan certificados en aquel estilo.

La mayoría de las escuelas ubicadas en Rishikesh cuentan con programas que incluyen Iyengar Yoga, Hatha Yoga y Yoga Multistyle (donde se enseñan diferentes estilos en un solo curso).

También existen otras escuelas, aunque son mucho más escasas, que ofrecen cursos de certificación en Ashtanga Yoga, Kundalini Yoga, Yin Yoga, entre otros.

Deja un comentario