Requisitos para ser electricista en España

Tienes diferentes requisitos para ser electricista, una profesión con mucho presente y futuro.

Para ejercer esta profesión, deberás combinar una serie de conocimientos teóricos y prácticos. En este punto, una excelente opción son los certificados profesionales y la formación profesional.

Estudios necesarios para ser Electricista

Si eliges por los certificados

Obteniendo los certificados, para Montaje y Mantenimiento de Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión podrás desempeñarte en tareas de:

• Instalador electricista de edificios y viviendas
• Instalador electricista, en general

Si en cambio optas por la Formación Profesional
El obtener el título de Técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas te permitirá trabajar en el montaje y el mantenimiento de infraestructuras de telecomunicación en edificios, máquinas eléctricas, sistemas automatizados, instalaciones eléctricas de baja tensión y sistemas domóticos.

Requisitos para realizar los cursos de Electricista

Si deseas acceder a la formación de un certificado de profesionalidad de nivel 2 no te serán necesarios requisitos previos, llegado el momento de presentarte a la prueba convocada por el estado deberás contar con los siguientes requisitos:

• Poseer la nacionalidad española, haber obtenido el certificado de registro de ciudadanía comunitaria o la tarjeta de familiar de ciudadano o ciudadana de la Unión, o ser titular de una autorización de residencia o, de residencia y trabajo en España en vigor, en los términos establecidos en la normativa española de extranjería e inmigración.
• Tener 20 años cumplidos en el momento de realizar la inscripción, cuando se trate de unidades de competencia correspondientes a cualificaciones de nivel II.
Los requisitos necesarios para estudiar el curso de formación profesional son:
• Tener cumplidos los 18 años de edad.

Además los candidatos deben reunir alguno de los requisitos académicos siguientes:

  • Título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  • Título de graduado en Educación Secundaria.
  • Título de técnico auxiliar.
  • Título de técnico.
  • Haber superado el segundo curso del Bachillerato Unificado Polivalente.
  • Haber superado el segundo curso del Primer Ciclo Experimental de Reforma de las Enseñanzas Medias.
  • Haber superado, de las Enseñanzas de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, el tercer curso del Plan de 1963, o el segundo de Comunes Experimental.
  • Haber superado otros estudios declarados equivalentes a efectos académicos con alguno de los anteriores.
  • Haber superado la prueba de acceso a los ciclos formativos de grado medio.
  • Haber superado la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años.
  • Requisitos para poder ejercer como Electricista

Tras superar las distintas opciones formativas, ahora vamos a ver que es necesario para desempeñar la profesión por cuenta ajena o por cuenta propia y poder ser un instalador eléctrico autorizado.

En este punto, el Real Decreto 842/2002 define el Certificado de Cualificación Individual de Baja Tensión. Este certificado solo pueden obtenerlo las personas físicas y es obligatorio que en toda empresa instaladora por lo menos un trabajador esté en disposición del mismo.

Para obtener la autorización de Instalador de Baja Tensión, se deberá acreditar ante la Comunidad Autónoma donde se radiquen los interesados, los siguientes requisitos:

• Contar con los medios técnicos y humanos.
• Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil.
• Estar dado de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.
• Estar incluidos en el censo de obligaciones tributarias.
• Estar dados de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social.

Requisitos para ser electricista

Beneficios de ser instalador electricista autorizado para montar fotovoltaica

Puedes montar tu propia empresa de electricidad o de energía solar fotovoltaica sin depender de nadie. Un requisito para dar de alta en Industria una empresa cuyo objetivo sea montar placas solares fotovoltaicas debe, por obligación, tener un instalador autorizado para firmar los certificados (boletines). Puede ser un empleado, pero eso para empezar ya es un coste.

Firmas tus propios boletines. Esto es una ventaja doble porque, por un lado, no necesitas que nadie supervise tu instalación para que se responsabilice de ella y, por otro, puedes ayudar a colegas que no tengan carnet de instalador revisando sus montajes y cobrando por ello.

Puedes legalizar instalaciones de menos 10 kW. Sí, en instalaciones pequeñas, por ejemplo en casas, no necesitas a nadie más para dar de alta la instalación, tú tienes la facultad de firmar las memorias técnicas y certificados necesarios y nadie podrá poner impedimentos. Eso sí, cuando pases de 10 kW de paneles o inversor necesitarás contar con la ayuda de algún ingeniero.

Transmites imagen de seriedad y profesionalidad. Por ahí hay algunos instaladores que montan paneles solares y no están dados de alta como instaladores autorizados. Entonces, cuando tienen que legalizar sus instalaciones deben buscar a otros para que se las firmen y los clientes, al recibir el boletín, lo van a ver, lo que les dará una imagen de piratas o poco serios. Tú al tener tu carnet de instalador serás de los buenos, de los profesionales.

Si quieres trabajar para otros tener el carnet de instalador te abrirá muchas puertas. Y lo hará porque hay muchas empresas donde el gerente no tiene ese carnet y tiene que contratar a alguien cualificado y con la titulación requerida para poder seguir montando instalaciones. También puede darse el caso que pretendas trabajar en alguna empresa grande, ellos te requerirán el carnet par firmar las obras que tú hagas.

Deja un comentario